Comité Técnico Mipyme

Horizonte digital de la inclusión financiera


Como actor protagónico de la inclusión financiera de América Latina y el Caribe, la Banca de Desarrollo incorpora en sus procesos las ventajas de la tecnología e innovación digital, incrementando la masividad, eficiencia y cobertura de sus programas. Las experiencias analizadas en la región muestran un saludable afianzamiento de esta tendencia.


Elaborado en base a la reunión del Comité Técnico para el Financiamiento de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) de ALIDE, realizada durante la 47ª Asamblea General.


Los bancos de desarrollo de la región se encuentran ante un escenario lleno de desafíos, pero también de oportunidades. Desafíos porque hay que transformar la forma de hacer negocios y porque muchas veces la Banca de Desarrollo es pionera en la creación de negocios que tal vez son percibidos ex ante como más riesgosos o menos atractivos para la banca privada.

El Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro), que representa aproximadamente el 10 % del mercado financiero, es un banco de Pymes y de familias. Tiene una cartera comercial con 100 000 clientes, además tiene casi 4 millones de individuos como clientes. Esta enorme cantidad demanda mucha atención en las más de 300 sucursales instaladas a lo largo del territorio de la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Frente a este contexto, el banco venía en un proceso de migración creciente de su operatoria de canales con atención humana a canales digitales, tanto de la operatoria de plazos fijos vía medios digitales a través de ATMs o homebanking, como también de manera más incipiente en el otorgamiento de los préstamos personales a través del homebanking. Las nuevas autoridades del banco desde 2016 han reestructurado la organización, creando una nueva subgerencia general de área de desarrollo de negocios, donde existe una gerencia de transformación digital y una gerencia de innovación que está enfocada a preparar al banco a afrontar este escenario sumamente desafiante.

El BancoEstado Microempresas, subsidiaria del BancoEstado de Chile, ha desarrollado una serie de servicios a distancia especializados en las empresas de menor tamaño (EMT). Previamente hicieron un diagnóstico de la problemática de este tipo de empresas.

Como consecuencia de ello, hace dos años definieron la estrategia de EMT, cuyos ejes son los siguientes: servicios financieros, que todas las EMT encuentren en BancoEstado los productos y servicios adecuados; servicios no financieros, que las EMT encuentren apoyo para mejorar su gestión en las etapas de su desarrollo; y modelos de atención, que las EMT puedan recibir una atención de calidad en cualquier lugar donde acudan al banco y por cualquier canal.

En la línea de los servicios financieros han desarrollado el Pago RUT que es una aplicación móvil que permite hacer una transacción entre dos personas que tengan cuenta RUT de manera sumamente fácil y rápida. Tienen más de 10 millones de cuentas RUT en el banco con una capilaridad muy importante en el país. También cuentan con la Banca Móvil, que ha sido lanzada en el primer trimestre de este año, a través de dispositivos móviles para realizar una serie de operaciones.

Otra innovación muy impactante en Chile es nueva red de adquirencia, que se denomina “Compra Aquí”, que brinda la posibilidad de ir a un comercio pequeño y pagar por medio de una tarjeta de débito o crédito. Esta herramienta mejora la competitividad de los pequeños comerciantes al poder tener más ordenada sus ventas y no dejar de vender sus productos por no tener el sistema de pagos de adquirencia.

También tienen factoring online, que le ofrece al microempresario capital de trabajo. Están en el proceso de poder factorizar sus facturas mucho más rápido, por lo que están desarrollando la aplicación de EMT inclusiva, con todas las necesidades que tiene un empresario de menor tamaño.

En lo que se refiere a servicios no financieros cuentan con Empresarios en Red, que es una comunidad virtual destinada a fortalecer las capacidades de gestión de las EMT, y sin costo para los usuarios. Cuentan con más de 21 147 usuarios inscritos y 15 000 visitas mensuales promedio. El programa Crece Mujer, que apoya el empoderamiento económico de las mujeres, brindando oportunidades que impulsen su desarrollo con el fin de mejorar su bienestar personal y familiar. Tienen más de 176 000 mujeres inscritas. Asimismo, están desarrollando la plataforma de emprendimiento Pyme, que es un espacio multidisciplinario que busca apoyar y promover el emprendimiento en Chile, conectando a sus clientes con nuevos emprendedores.

Entre los aprendizajes que ha tenido BancoEstado se pueden mencionar los siguientes: 1) rol clave de las tecnologías para lograr la masividad; 2) formas para desarrollar productos y servicios tecnológicos sumamente empáticas y ágiles; 3) el desafío cultural de trabajar colaborativa y ágilmente; y 4) el desafío de innovar, colaborando con otros actores, ya que son parte de un gran ecosistema.

Por su parte, el Banco de Desarrollo Rural (Banrural) de Guatemala, que pasó de ser un banco estatal a un banco privado de capital mixto, con participación multisectorial, con 15 000 accionistas, se impuso el reto de llegar a donde nadie llegaba. Para ello, el banco tiene una red de más de 4 700 puntos entre agencias, cajas rurales y cajeros automáticos. El 75 % de estos puntos de atención está en el interior del país.

En el financiamiento a la EMT, el banco partió de la base de la pirámide, de los segmentos de subsistencia. Dieron un fuerte apoyo a las mujeres, por medio del Programa Grameen, una de las líneas iniciales de financiamiento dirigida a grupos de mujeres para promover el desarrollo de proyectos dentro de sus comunidades. Banrural cuenta con todos los servicios para el ciclo completo de una empresa.

El fondeo proviene principalmente de los ahorros de los clientes. A base de ello, generaron un producto estrella, denominado Señora Cuenta, que les ha permitido lograr alrededor de 800 000 ahorrantes mujeres.

Para superar las barreras de lidiar con una población que habla en diversos dialectos, crearon un mecanismo por medio del cual las comunidades del interior pueden acceder a servicios como los cajeros automáticos. La otra barrera es derivada del analfabetismo y consiste en que, para acceder a la mayor fuente de fondeo, adaptaron a los cajeros automáticos un lector de huella.

Otro desafío que enfrentaron fue decidir la ubicación de sus sucursales tradicionales, toda vez que la concentración de población de Guatemala es muy diversa. Como había que empoderar a las personas, se creó la figura de las Cajas Rurales, que se constituyen a base de negocios que están establecidos en la comunidad. La cobertura de estas cajas rurales les ha permitido llegar a ser el banco por medio de cual se transfieren el 52 % de las remesas del país.

En lo que se refiere a servicios no financieros, el Servicio Brasileño de Apoyo a Micro y Pequeñas Empresas (Sebrae) utiliza nuevas y tradicionales tecnologías para difundir información y establecer una red de conocimiento accesible a las EMT. Desde su web procuran abarcar todos los asuntos que les interesan a las pequeñas empresas como emprendedorismo, planificación, finanzas, mercado, ventas, innovación, cooperación, personas, organización y leyes. El portal tiene más de tres millones de accesos individuales por mes, con más de 10 mil contenidos en forma de textos, audios y vídeos.

En la Enseñanza a Distancia – EAD Sebrae es el mayor proveedor de cursos libres y gratuitos de Brasil, con más de 5 millones de matrículas en los últimos 15 años. Cuentan con más de 200 temas educativo y con el servicio de “Hable con un especialista” que permite discutir con un especialista por chat y correo electrónico.

Asimismo, disponen de 672 terminales de autoservicio, donde se puede acceder a muchos de estos servicios para personas que no tienen acceso a Internet. En cuanto a los nuevos servicios en el área financiera, acaban de desarrollar una herramienta para la estimación de la capacidad de pago: CaPag. El empresario puede colocar sus datos con informaciones básicas de los últimos 12 meses y la herramienta le cuantifica.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha venido impulsando iniciativas relacionadas con la digitalización y las nuevas tecnologías, entre ellas una cooperación técnica de apoyo al financiamiento de internet de las cosas (IoT) y nuevas tecnologías digitales.

Prevé el diseño de instrumentos para la generación de innovación para las empresas en edad temprana, la inclusión financiera de emprendedores, así como la adopción de nuevas tecnologías por parte de los beneficiarios finales, productores y Mipyme. Finalmente, un hito importante es la revisión de las prácticas de análisis de riesgos a través de scoring de las IFI de primer piso para adaptar los instrumentos a las Mipyme sin historial de crédito.

También analizarán la adaptación de los instrumentos de riesgo aplicados a individuos o personas físicas incluidos, emprendedores y startups, a fin de incorporarlos en los credit scoring, y la posibilidad de implementar el uso de tecnologías de blockchain o cualquier otro apoyo digital.

En esta etapa se elaborarán diagnósticos de demanda de innovación tecnológica para sectores específicos en países seleccionados. A través de ello, se socializarán las recomendaciones y planes de acción mediante eventos nacionales o regionales. A su vez se desarrollarán los nichos de apoyo al financiamiento tanto para el desarrollo de innovaciones como de nuevas tecnologías para el desarrollo productivo. Esto incluye:

• Diseño de piloto de líneas de financiamiento para los IFD.
• Creación de una línea de financiamiento de la oferta de tecnología para Mipyme del rubro tecnológico; y línea de financiamiento para adopción de proyectos de nuevas tecnologías para el desarrollo productivo.
• Apoyo a las IFD en el diseño/mejoramiento de sus técnicas de gestión de riesgos para este tipo de líneas de financiamiento e Identificación de opciones para apoyar el desarrollo de plataformas de finanzas alternativas.

El BID trabajará con las IFD para proveerles de apoyo para el desarrollo de líneas que mejoren el acceso a financiamiento de los emprendedores y de las empresas del sector productivo adoptantes de tecnologías. El papel de las instituciones participantes, en particular de los bancos de desarrollo, será activo al servir como aglutinador de las demandas y ofertas de financiamiento que se generen.

Se espera que ALIDE participe en los eventos de consolidación del ecosistema, con el objetivo de generar sinergias entre la oferta y demanda de tecnología y aproximar las necesidades al sector financiero. El objetivo de este componente es generar una plataforma de actores relacionados con el financiamiento a la innovación y permitir la diseminación y sostenibilidad de las propuestas y resultados.

Grupo de garantías y de fideicomisos

El objetivo de la creación de un grupo de trabajo consultivo en el tema de garantías que asesore y recomiende al comité Mipyme actividades de capacitación, asistencia técnica y pasantías. El grupo de trabajo será presidido por Sebrae de Brasil y contará con el apoyo del Fondo de Garantías de Buenos Aires (Fogaba) de Argentina. Asimismo, la creación de un grupo de trabajo en materia de fideicomisos, con el fin de intercambiar experiencias en el uso de este instrumento para fines de proyectos de desarrollo, iniciativa que estará presidiendo la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple de México (Asofom).