Financiamiento de la infraestructura

Iniciativas para fortalecer a las pymes en Europa


Adoptada en junio de 2008, la Small Business Act para Europa (SBA) es el primer marco integral de política pyme de la Unión Europea y sus estados miembros. La iniciativa apunta al sistema de garantías como herramienta para impulsar pymes que financien las necesidades de deuda y de capital.


Desde hace unos años, luego de la creación de la Small Business Act (SBA), se dieron incentivos claves a nivel europeo y nacional aplicando iniciativas que mejoren las condiciones para las pymes. Sin embargo, para conocer plenamente el papel fundamental que las pymes desempeñan en la economía europea, se requiere avanzar más. Al respecto, la Asociación Europea de Caución Mutua (AECM), que agrupa a las entidades de garantías de los 20 estados de la Unión Europea, Bosnia-Herzegovina, Kyrgyzstan, Rusia y Turquía, destacó la importancia crucial del instrumento de garantía para facilitar el acceso de las pymes y estas financien las necesidades de deuda y de capital.

Por otra parte, The European Bank Coordination “Vienna” Initiative, en noviembre de 2013, formó un grupo de trabajo con el objetivo de explorar el posible papel de los sistemas de garantía de crédito para aliviar la caída de la oferta de crédito en la región CESEE, concluyendo que:

  • Existe una fuerte demanda de garantías de crédito para las pymes en la región CESEE.
  • Las garantías de crédito pueden ser una vía efectiva al apoyo público para el acceso al financiamiento de las pymes.
  • Las garantías de crédito permitirían ampliar el universo de pymes con acceso al crédito limitando la selección de prestatarios de alto riesgo.
  • Las garantías reducen pero no eliminan la necesidad del colateral.
  • Las estrictas definiciones de clientes elegibles y los excesivos requisitos administrativos disuaden a las empresas de utilizar garantías.
  • El tratamiento uniforme que dan las autoridades nacionales al capital regulatorio puede facilitar el uso de estos instrumentos.
  • Los bancos podrían apoyar el uso de garantías de crédito asegurando que los préstamos oficiales vengan con los incentivos idóneos para canalizarlos a préstamos garantizados.

Es preciso recordar que The European Bank Coordination “Vienna” Initiative fue creada en 2009 para cuidar la estabilidad financiera en los países de la región Europa Central, Oriental y Sudoriental (CESEE) y originalmente fue concebida como una respuesta de emergencia ante la amenaza de la salida desordenada del capital y de los fondos de retiro de economías emergentes de Europa por los bancos occidentales. Posteriormente se convertiría en “Iniciativa Viena 2” para asumir un rol permanente de enfrentar los peligros el sector financiero de la región.

En general, en 2014 el monto de garantías en cartera se incrementó considerablemente. Las entidades de garantías experimentaron un crecimiento de 3% aproximadamente llegando a los 79.2 billones de euros.

De la misma forma, la nueva producción de garantías tuvo un incremento monetario considerable en 27 billones de euros aproximadamente. El número de garantías en la cartera tuvo un crecimiento de 17.5 %. alcanzando casi los 2.9 millones. Por el contrario, en términos numéricos, la nueva producción de garantías tuvo un comportamiento diferente: y es que, en general, las entidades de garantías experimentaron una leve caída, de 664.263 unidades en 2013 a 660.151 en 2014.

En relación con el número de pymes beneficiarias en el portafolio, el desarrollo ha sido casi similar al caso del número de garantías del portafolio. En 2014 decreció en unas 120,000 pymes a aproximadamente 2.87 millones. De los datos de arriba, se concluye que el tamaño promedio de las garantías ha disminuido en 14% hasta llegar a los 31 mil euros durante estos últimos tres años.