ACERCA DE ALIDE SERVICIOS COMITÉS TÉCNICOS PROGRAMAS MEMBRESÍA CEDOM PUBLICACIONES NOTICIAS SITE
Contáctenos
Calendario
Nuestros
miembros
Pasantías
Cursos
Reuniones
técnicas
Web E-learning
ALIDE
Web Biblioteca
virtual
Publicaciones
recientes
Premios
Alide 2016
Memoria
institucional
Video
corporativo
Portada  |  Áreas de interés  |   Infraestructura  |  Artículos   |  Agua para la prosperidad de Colombia
 
Financiamiento de la infraestructura

Agua para la prosperidad

El programa de la Financiera del Desarrollo (Findeter), apoyado por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio (MVCT) de Colombia, es una pieza clave para la estructuración y ejecución de proyectos de infraestructura que fomenten el abastecimiento de agua y saneamiento. Desde su creación, el programa ha incrementado su alcance significativamente y hasta marzo de este año ya había beneficiado a más de nueve millones de colombianos, atendido las necesidades sanitarías de 27 regiones y generado miles de empleos.

El programa “Agua para la Prosperidad” es innovador desde el punto de vista de la técnica. La ejecución de los proyectos de infraestructura de este programa contempla la protección de las cuencas de agua, analizadas en diferentes niveles para identificar la soluciones más adecuadas teniendo en cuenta variables ambientales, sociales, técnicas, económicas y financieras. Los proyectos del programa se ejecutan para evitar el racionamiento y garantizar el abastecimiento de agua en las regiones de Colombia. Estos proyectos pueden contemplar la construcción de acueductos, obras de alcantarillado y rellenos sanitarios o plantas de tratamiento de aguas residuales.

Desde el punto de vista financiero, los recursos de los proyectos de “Agua para la Prosperidad” son administrados a través de una fiducia mercantil como un patrimonio autónomo que tiene las siguientes características: confianza, finalidad específica y separación absoluta de bienes. La fiducia está regulada y controlada por la Superintendencia Financiera de Colombia, donde las principales obligaciones son realizar actos necesarios para la consecución de la finalidad de la fiducia, separar bienes del resto de los activos y de los de otros negocios fiduciarios, invertir los bienes del negocio fiduciario en la forma prevista en el contrato, proteger y defender los bienes encargados a la fiducia contra actos de terceros, del beneficiario y del mismo fideicomitente, transferir los bienes, junto con sus frutos y rendimientos a la persona designada en el contrato o la ley y rendir cuentas de su gestión.

Del lado organizacional, el programa garantiza el acompañamiento a la prestación del servicio y la operación de las obras, estructuración de contratos para administración de recursos y asistencia técnica en la compra de la maquinaria necesaria para la operación de rellenos sanitarios y ejecución de proyectos de fortalecimiento institucional en diferentes áreas de las empresas de servicios públicos. A ello se suma la calificación y evaluación de los proyectos mediante la herramienta Aqua Rating, la cual se trabaja con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Aristas del programa
El programa destaca por apalancar otras iniciativas de Findeter dado que el modelo contractual negociado con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio (MVCT) le permite facturar mensualmente según su gestión. Ello asegura que el trabajo diario se realice con los más altos estándares de calidad, lo que desemboca en proyectos que efectivamente llevan y mejoran la calidad del agua y saneamiento básico en las regiones de Colombia. La idea es generar proyectos de agua y saneamiento que sean sostenibles e innovadores para el contexto y presupuesto del que dispone cada región.

El principal cliente de este programa es el MVCT, con el cual se mantiene una relación estrecha por medio de reuniones de seguimiento, informes semanales y mensuales del programa y fichas de seguimiento mensual por proyecto. El programa pretende contribuir al cumplimiento de las metas sectoriales contempladas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y en los Planes de Desarrollo Territoriales: promover procesos de transformación empresarial y fortalecimiento institucional en los municipios; articular y focalizar las diferentes fuentes de financiamiento para la implementación del Programa Departamental de Agua; facilitar el acceso a esquemas de financiación para el sector; enfocar la inversión en proyectos que generen impacto en los indicadores del sector con base en la planeación articulada entre la nación, los departamentos y los municipios en sus zonas urbanas y rurales; consolidar una estructura operativa del sector de agua potable y saneamiento por departamento; contribuir con el saneamiento ambiental; fomentar una adecuada planeación de inversiones y la formulación de proyectos integrales; articular los recursos de las entidades territoriales bajo los esquemas de asociación público-privada, y mantener el capital en un solo fondo para evitar la atomización de recursos y garantizar la sostenibilidad de las inversiones y la prestación de los servicios públicos de agua potable y saneamiento básico.

El componente de eficiencia del programa lo garantiza la facturación, la cual está sujeta a la gestión mensual, exige establecer procedimientos y mecanismos de gestión que permitan tener la trazabilidad del programa por medio de herramientas de clasificación de proyectos según su estado de ejecución, y un sistema de información que clasifica y organiza la gran cantidad de información técnica y administrativa que se produce día a día. En resumen, se trata de un programa innovador.

Para cumplir sus objetivos Findeter mantiene actualizado a su personal, unos cincuenta y cinco profesionales con altas capacidades técnicas y gerenciales en ingeniería, administración y temas legales, con las últimas tendencias en el manejo del agua y residuos. Durante el 2015 el personal se capacitó en Holanda y Alemania, países pioneros en el manejo de recursos hídricos. Más del 80% cuenta con estudios de postgrado y muchos de ellos siguen en su proceso de crecimiento académico con el apoyo de Findeter.

A medida que el programa avanza en el tiempo se identifican oportunidades de negocio para hacerlo sostenible, con nuevos proyectos de fortalecimiento y aseguramiento. Una vez que se entrega la obra al municipio se realiza un acompañamiento al operador para asegurar que la obra sea operada eficiente, sostenible e integralmente.

Los socios estratégicos
La implementación El programa se maneja a través de una relación cercana en la que participan distintos actores de la sociedad colombiana. El primero de ellos es el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, que se ocupa de plantear las políticas sobre las cuales se ejecutan los proyectos del programa. Findeter poseía ya experiencia exitosa en el trabajo con el ministerio en los programas Vivienda Gratuita y Viviendas de Interés Prioritario para Ahorradores, programas que lograron construir cerca de 48 403 viviendas en el país. También participa el Departamento Nacional de Planificación, en el que se han originado dos de los contratos interadministrativos firmados con el MVCT llamados “Contratos Plan”.

Los entes territoriales, las alcaldías y gobernaciones son los dueños y reales beneficiarios del programa, y los primeros interesados en que este sea exitoso. También participan contratistas, consultores e interventores, quienes deben superar el proceso transparente de selección antes de ser contratados. Por medio de convocatorias públicas se garantiza un proceso de selección de las mejores empresas de ingeniería y consultoría nacionales y extranjeras para ejecutar los proyectos.

Las corporaciones autónomas regionales, primera autoridad ambiental a nivel regional en Colombia, son entes corporativos de carácter público en las cuales se configura un sistema de gestión ambiental en el que la autoridad ambiental, en orden ascendente, corresponde a los municipios o distritos, los departamentos, las corporaciones autónomas regionales y el Ministerio del Medio Ambiente. Los proyectos de agua y saneamiento básico como “Agua para la Prosperidad” requieren de permisos ambientales de dichas corporaciones.

Por último, participan la Agencia Nacional de Infraestructura e Instituto Nacional de Vías, los encargados de la infraestructura de transporte en el país. Se requiere su permiso para la construcción en zonas aledañas o cruces de las carreteras y vías férreas nacionales y regionales.

Impacto del programa
n el 2014, “Agua para la Prosperidad” benefició a un total de veinticuatro departamentos, ochenta y siete municipios y seis millones de habitantes. Al año siguiente, el beneficio se extendió a veintiséis departamentos, 165 municipios y nueve millones de habitantes. La meta planteada por Findeter para este 2016 es alcanzar a veintisiete departamentos, 200 municipios y doce millones de habitantes. A marzo de este año ya se estimaba que Findeter había beneficiado a más de nueve millones de habitantes con la ejecución de 202 proyectos por un valor de US$ 1,8 billones. Además, el programa ha generado más de 5 000 empleos directos en las obras construidas, ya que uno de los requisitos de contratación es emplear mano de obra de la región.

En la línea del Plan de Desarrollo Nacional, los proyectos de “Agua para la Prosperidad” tienen diferentes enfoques e impactos que se pueden resumir en los siguientes: descontaminación de cuerpos de agua, reducción de carga contaminante vertida por sistemas de alcantarillado, cumplimiento de objetivos de calidad definidos por la corporaciones autónomas, mitigación de emergencias, aumento de capacidad de tratamiento de aguas, reducción del índice de agua no contabilizada, prevención de inundaciones, abastecimiento en épocas de sequía, mejoramiento de la calidad de vida y la salud de las poblaciones, optimización y modernización de infraestructuras, ampliación de sistemas de almacenamiento, disminución de índices de pobreza, miseria, analfabetismo; mejoramiento de los espacios de convivencia, dinamización del empleo y generación de un gran impacto social en los hogares colombianos.

De 165 proyectos se encuentran en ejecución treinta y ocho proyectos por un monto de US$ 103 millones, veintiséis en etapa de rediseño por un monto de US$ 84,4 millones y diecisiete por firmar acta de inicio por US$ 37 millones. También, ochenta y cuatro proyectos por un valor total de US$ 176,7 millones están terminados y en proceso de liquidación. En el 2014 se habían terminado cincuenta proyectos y al 2015 finalizaron ochenta y tres proyectos; la gestión técnica del programa estuvo enfocada en la ejecución y finalización de los proyectos adjudicados. En el año 2015 se adjudicaron ochenta y cinco convocatorias, de las cuales catorce fueron de consultoría, treinta y ocho de interventoría y treinta y tres de obra; en total se presentaron 539 propuestas.

Con el programa se evidenció una clara mejoría en los aspectos de diseño: se logró pasar de sesenta y cinco proyectos con problemas de diseño a solamente seis en 2015, mientras el porcentaje de proyectos casi sin problemas pasó de 12 a 76% en el 2014 y a 96% en el 2015. Las metas para el 2016 son las siguientes: en contratación, realizar un total de veintisiete convocatorias por US$ 77,8 mil millones; en ejecución se espera llegar a noventa y seis proyectos (ochenta y un adjudicados y quince por adjudicar) por un monto de US$ 757,7 mil millones, y finalizar la ejecución de treinta y un proyectos que beneficiarán a una población de cerca a 1 250 000 habitantes por un valor total de US$ 211 mil millones.

Lecciones aprendidas
Uno de los ejes más importantes en la aplicación del programa ha sido la apropiación de los actores involucrados. Para lograrlo, Findeter ha empleado distintos mecanismos. El primero y más importante es la firma de un convenio entre el MVCT (que aporta los recursos), el municipio (beneficiario y dueño final del proyecto) y Findeter (ejecutor y administrador de recursos). Los convenios dejan claramente establecidas las responsabilidades y obligaciones de cada una de las partes.

En el marco de los convenios y por obligaciones de las partes se pueden crear Comités Especiales de Seguimiento y Reacción Interinstitucional (Cesri). Se trata de herramientas que han sido utilizadas satisfactoriamente para pactar compromisos, generar obligaciones y ayudar a la correcta ejecución de los proyectos dentro del alcance y el plazo pactado.

Por otra parte, se han detectado grandes falencias técnicas en los municipios más necesitados de Colombia, lo que ha generado mala calidad de los estudios y diseño en una cantidad notable de proyectos. Es por esto que, desde mediados del año 2015, Findeter inició un esquema de ejecución condicional por fases, las cuales se desarrollan de la siguiente manera: la fase I es un diagnóstico de los estudios, diseños, predios y permisos pertinentes del proyecto. Luego se determina si el proyecto necesita algún ajuste. Si se evidencia durante la ejecución de la fase I que el proyecto no requiere ajustes, no es necesario reformularlo y se inicia la fase III (ejecución de la obra). Si se concluye que el proyecto sí se debe reformular, se ejecuta la fase II en la que se ajustan los diseños, realizan estudios y gestionan predios y permisos. Posteriormente, se debe hacer un ajuste a los contratos de obra e interventoría y una vez suscritos, se ejecuta la fase III.


 


 
 

Síguenos en:
Síguenos en facebookSíguenos en Twittersíguenos en SlideshareCanal de youtube
MÁS SOBRE FINANCIAMIENTO DE INFRAESTRUCTURA
Asistencia técnica especializada para proyectos de infraestructura y vivienda en Findeter, de Colombia
Artículo publicado en la revista ALIDE, enero-marzo 2016.
Modelos de financiamiento de la vivienda en Latinoamérica
Artículo publicado en la revista ALIDE, mayo-junio de 2015.
Alternativas para vencer el problema del transporte en ALC.
Artículo publicado en la revista ALIDE, octubre-diciembre de 2014.
Ahorro: base del éxito y crédito hipotecario en Uruguay.
Artículo publicado en la revista ALIDE, julio-setiembre de 2014.
 
ARTÍCULOS DE INTERÉS
Ambiente | EcoCasa en México
Agricultura | Estrategías financieras para modernizar el agro
Riesgo | Herramientas de medición y clasificación y alerta de riesgos
Microfinanzas | Claves para dinamizar los emprendimientos innovadores
Infraestructura y Vivienda | Agua para la prosperidad
Negocios | El desafío de las inversiones interregionales
Finanzas para el desarrollo | Una nueva agenda para el desarrollo

  Agricultura
  Ambiente
  Infraestructura y   vivienda social
  Turismo
  Microfinanzas
  Riesgo/Regulación
  Negocios e
  Inversiones
  Finanzas para el   desarrollo

   |  AlideNoticias   |   Revista Alide  |  E-Banca  |   Próximos cursos  |  Calendario de actividades  |  Noticias

¿QUIÉNES SOMOS?

Historia de ALIDE
Cuerpo directivo
Secretaría General
Cómo hacerse miembro
Listado de miembros
Asambleas generales
Memoria institucional

CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

PROGRAMAS:

Estudios Económicos e Información
Capacitación y Cooperación Internacional
Relaciones Institucionales
Asistencia Técnica

UNIDADES:

Unidad de Conferencias
Comunicación e Imagen Corporativa

COMITÉS TÉCNICOS / ÁREAS DE INTERÉS:

Financiamiento Agrícola y Rural
Financiamiento Ambiental
Recursos, Inversiones e Infraestructura
Financiamiento del Turismo
Financiamiento de la Micro, Pequeña y Mediana empresa
Riesgos y Regulación Prudencial
Negocios e Inversiones
Financiamiento de la vivienda social

PRODUCTOS Y SERVICIOS:

Biblioteca virtual
E-learning ALIDE
Cursos presenciales
Pasantías y asesorías
Reuniones técnicas
Premios ALIDE a las mejores prácticas en IFD
Publicaciones
Directorio de Fuentes de Financiamiento Internacional

MEDIOS INFORMATIVOS:

Revista ALIDE
Boletín Alidenoticias
Boletín E-banca
Boletín E-news

NOTICIAS:
Noticias de ALIDE
Noticias sobre miembros de ALIDE
Entrevistas
Artículos sobre financiamiento del desarrollo

Síguenos en facebook Síguenos en Twitter síguenos en Slideshare Canal de youtube siguenos en Google+ Síguenos en Likedin 
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400