ACERCA DE ALIDE SERVICIOS COMITÉS TÉCNICOS PROGRAMAS MEMBRESÍA CEDOM PUBLICACIONES NOTICIAS SITE
Contáctenos
Calendario
Nuestros
miembros
Pasantías
Cursos
Reuniones
técnicas
Web E-learning
ALIDE
Web Biblioteca
virtual
Publicaciones
recientes
Premios
Alide
Memoria
institucional
Video
corporativo
 
Finanzas para el Desarrollo

Financiamiento y perspectivas económicas para el desarrollo mundial

En el informe «Situación y Perspectivas de la Economía Mundial 2016», la
Organización de las Naciones Unidas (ONU) analiza las tendencias de las
finanzas internacionales para el crecimiento sostenible y los riesgos que
enfrentan los países en desarrollo. Los aspectos más relevantes de los
temas del informe son destacados a continuación.


La economía mundial se ha visto frenada por diversas turbulencias: incertidumbres macroeconómicas y volatilidad persistente, bajos precios de las materias primas y flujos de comercio decrecientes, inestabilidad creciente en los tipos de cambio y flujos de capital, estancamiento de inversión y disminución del crecimiento de la productividad, y una continua desconexión de las actividades del sector financiero y el sector real.

Para este y el próximo año se espera una moderada mejora y se estima el crecimiento mundial en 2,9% y 3,2%, respectivamente. Al mismo tiempo, se aguarda que la normalización de la política monetaria en Estados Unidos de América ayude a reducir algunas incertidumbres políticas y prevengan la alta inconstancia de los tipos de cambio y de los precios de los activos. Si bien la normalización monetaria puede llevar finalmente a un incremento en los costos de financiamiento, las tasas de interés crecientes deberían promover mayores inversiones en el corto plazo. Las mejoras previstas en el crecimiento mundial se basan también en el progreso del precio de las materias primas, lo que debería promover nuevas inversiones y elevar el crecimiento, especialmente en las economías dependientes de este tipo de productos.

Las economías desarrolladas y el crecimiento mundial
Para la ONU, el crecimiento de las economías desarrolladas continuará fortaleciéndose en 2016, sobrepasando el 2% por primera vez desde 2010. En tanto, en las economías en desarrollo y en transición, alcanzará 4,3% en 2016 y 4,8% en 2017. A pesar de la ralentización de China, el este y el sur de Asia seguirán siendo las regiones de mayor crecimiento, beneficiándose así las economías importadoras de materias primas de los bajos precios del crudo, de los metales y de los alimentos. En los países menos desarrollados se espera que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) aumente de 4,5% en 2015 a 5,6% en 2016, sin alcanzar en el corto plazo la meta del 7% anual establecida en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles. Las economías desarrolladas, especialmente la de Estados Unidos de América, serán las que más contribuyan al crecimiento global.

Economías desarrolladas: volatilidad de la inflación y crecimiento alto
En medio de persistentes brechas del producto, precios de las materias primas a la baja y una demanda agregada débil, la inflación global se encuentra en su menor nivel desde 2009. Las condiciones monetarias flexibles han prevenido que la deflación se fortalezca en los países desarrollados. Sin embargo, la baja inflación se ha asociado también a un mayor nivel de volatilidad en la inflación, el crecimiento, la inversión y el consumo en los países desarrollados grandes, países en desarrollo y economías en transición. En las economías en desarrollo, las fuertes depreciaciones han contrarrestado las presiones desinflacionarias.

El lento crecimiento económico daña el mercado de trabajo
El desempleo crece en la mayoría de las economías en desarrollo y en transición, especialmente en América del Sur, mientras que permanece alto en países como Sudáfrica. De forma paralela, las tasas departicipación de la fuerza laboral, especialmente mujeres y jóvenes, han venido bajando, y la inseguridad del empleo se ha generalizado en medio de un desplazamiento de trabajoasalariado hacia el autoempleo. La menor elasticidad del empleo frente al crecimiento, junto con un estancamiento en los salarios reales, supone un desafío para promover uncrecimiento económico sostenible e inclusivo, y la creación de empleo ytrabajo decente para todos.

La inversión experimentó una brusca y generalizada desaceleración
Las tasas de formación de capital fijo han disminuido en la mayoría de las economías desarrolladas y en desarrollo desde 2014, con un crecimiento negativo en algunas de ellas. Factores como la debilidad en la demanda agregada, la caída en los precios de las materias primas y las persistentes incertidumbres de política han restringido el crecimiento de la inversión durante 2014-2015. Sin embargo, se espera un leve repunte de la inversión, siempre y cuando los precios de las materias primas no desciendan más y la anticipada normalización de la política monetaria de Estados Unidos de América reduzca las incertidumbres de política. La coordinación a nivel nacional e internacional es vital para asegurar que el sector financiero intermedie de forma efectiva los ahorros y la liquidez, estimulando, además, las inversiones fijas.

La reducción de la pobreza y de los niveles de emisión requerirá esfuerzos coordinados de política.

La desaceleración del crecimiento económico en muchos países y la débil subida de los salarios de forma generalizada, afectarán el progreso en la reducción de la pobreza en el futuro próximo. Para conseguir mayores avances será necesario incorporar políticas de reducción de desigualdad, como inversión en educación, salud e infraestructura, y construcción de redes de protección social más sólidas.

COMERCIO INTERNACIONAL Y FLUJOS FINANCIEROS
La caída en los precios de las materias primas ha tenido significativos efectos negativos en los flujos de comercio y
en las finanzas públicas
Los términos de intercambio de los exportadores de materias primas se han deteriorado, limitando su capacidad de compra de bienes y servicios desde otras partes del mundo. Los saldos de cuenta corriente se han visto afectados, obligándolos a utilizar sus reservas internacionales o bien a recortar las importaciones. Esto ha tenido efectos secundarios
en el comercio de economías no exportadoras de materias primas, en conjunto con tendencias de más largo plazo, tales como la menor expansión de las cadenas de valor
globales y el limitado progreso en las negociaciones multilaterales de comercio, que afectan el volumen del mercado global.

La caída de los precios de las materias primas y la realineación de los tipos de cambio también han tenido impactos en los saldos fiscales, particularmente en los países en desarrollo, dependientes de materias primas, y en las economías en transición. La
capacidad de intercambio comercial ha experimentado una moderada desaceleración, reflejo de una creciente divergencia entre el valor y el volumen del comercio mundial.

La volatilidad de los mercados financieros se ha incrementado significativamente
La caída continua de los precios de las materias primas a nivel global, incluido el petróleo, es reflejo de una oferta abundante y una demanda ralentizada. En particular, la demanda
de China juega un papel clave en la oscilación de los precios de los metales, ya que su consumo supone casi la mitad de la compra mundial. La combinación de ajustes en los
precios de las materias primas y las salidas de capital ha sido asociada a realineaciones de las tasas de cambio y una mayor volatilidad en los mercados de divisas.

El fortalecimiento del sistema multilateral de comercio permitirá a los países aprovechar mejor los beneficios del comercio
El comercio internacional es un factor importante para el crecimiento y el desarrollo global. A nivel mundial, aún existe un potencial considerable no explotado para que los beneficios
del comercio internacional puedan ser aprovechados. Un elemento central de este potencial es la existencia de un sistema multilateral de comercio universal y no discriminatorio. Sin
embargo, los progresos obtenidos en la Ronda de Doha durante losúltimos 15 años han sido limitados. Al mismo tiempo, se ha incrementado la importancia de acuerdos comerciales
regionales (ACR) de nueva generación.

Los ACR pueden disminuir los incentivos para conseguir una negociación universal y generar efectos adversos en los países no incluidos en dichos tratados. Por ello, es importante intensificar la coherencia entre los acuerdos regionales de comercio de nueva generación y el sistema multilateral de comercio, y que ambos puedan apoyar y mantener un entorno favorable para el desarrollo.

FINANCIAMIENTO PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE
La III Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, celebrada en Addis Abeba, Etiopía, del 13 al 16 de julio de 2015, establece un marco de referencia para el financiamiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Un objetivo principal del sistema financiero internacional es canalizar los ahorros para fines productivos y de inversión, con el propósito de propiciar un crecimiento económico
sostenible, tal como está establecido en la Agenda.

Aunque los requerimientos de financiación para conseguir dichos objetivos son extremadamente amplios, los ahorros públicos y privados a nivel mundial serían suficientes si el sistema financiero interviniese los flujos de forma eficiente, para dirigirlos hacia los
objetivos de desarrollo sostenible. Sin embargo, el sector bancario actualmente no es estable ni eficiente en la asignación de créditos donde se necesitan para conseguir un
crecimiento inclusivo y sostenible, y la concesión de créditos no está dirigida a crear un impacto social o sostenibilidad medioambiental. La Agenda de Acción de Addis Abeba (AAAA, por sus siglas en inglés) establece un nuevo marco de referencia para la financiación del desarrollo sostenible que vincula todos los flujos financieros y las políticas nacionales con prioridades económicas, sociales y medioambientales.


Alcanzar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible demandará fuertes exigencias en los presupuestos públicos y en las capacidades de los países en desarrollo
La efectiva movilización y uso de los recursos públicos se mantendrá como un aspecto crítico para alcanzar el desarrollo sostenible. Esto requerirá financiamiento internacional adicional y más efectivo, incluyendo la Ayuda Oficial al Desarrollo, cooperación Sur-Sur y otros flujos oficiales. Para complementar los fondos públicos actuales existe un rol importante para los bancos de desarrollo a nivel nacional, regional y multilateral, en especial, debido a que los recursos privados no están siendo actualmente canalizados en forma efectiva en esta dirección. La evasión y el fraude fiscal y los flujos financieros ilícitos se han transformado en una dificultad importante para una eficiente movilización de recursos. Esto puede ser mejorado con mayores esfuerzos hacia la cooperación tributaria
internacional.

En la implementación de la Agenda para el Desarrollo Sostenible todas las partes interesadas deben contribuir y ser responsables de sus obligaciones, incluyendo los Estados miembros, el sector privado, la sociedad civil y otros actores. Por ello, el rol del Foro Anual de Financiamiento para el Desarrollo, en el proceso de seguimiento y
monitoreo para la implementación de la AAAA, será crucial.

Los hacedores de política necesitan prepararse para un endurecimiento de las condiciones financieras a nivel global
En las economías desarrolladas, los bancos centrales han realizado la mayor parte del trabajo pesado en la responsabilidad de promover el crecimiento durante el período
posterior a la crisis financiera global, lo que ha llevado a un acomodo monetario sin precedentes en losúltimos años. En la medida en que las condiciones económicas en Estados Unidos de América han mejorado, la Reserva Federal de este país comenzó a elevar las tasas de interés, después de siete años de tasas de interés cercanas a cero. Por
una parte, aquello probablemente reduzca las incertidumbres políticas, pero la velocidad y la secuencia de los aumentos anticipados de las tasas de interés están aún por conocerse, pues no parecen tener las señales económicas suficientes para hacerlo. Por otra, el aumento de las tasas de interés tiene repercusiones adicionales, puesto que exacerba las salidas de capital desde los países en desarrollo y endurece las condiciones financieras
a nivel global.

Los desafíos de política probablemente se intensificarán en el corto plazo
Los hacedores de política en todo el mundo necesitarán de esfuerzos concertados para reducir la incertidumbre y la volatilidad financiera, apuntando a un delicado balance entre sus objetivos para alcanzar un crecimiento económico sostenible y mantener la estabilidad
financiera. La respuesta a un endurecimiento de las condiciones financieras globales requerirá diversas herramientas de política, incluyendo instrumentos macro-prudenciales,
medidas monetarias dirigidas y un manejo fiscal más acomodaticio. El desafío para los países en desarrollo será probablemente más difícil, dado que el nivel de deuda corporativa
en estas economías —en muchos casos denominada en dólares— ha aumentado fuertemente desde la crisis financiera global. Por lo tanto, estas economías estarán expuestas al riesgo de tasas de cambio y a un creciente costo en el servicio de la deuda, a medida que las condiciones financieras globales se endurezcan. Los hacedores de política tendrán que confiar en forma creciente en instrumentos macro-prudenciales para prevenir un rápido desapalancamiento, redirigir financiamiento hacia actividades en el sector real y minimizar los riesgos sobre la estabilidad financiera.

Son necesarios esfuerzos de política más dirigidos, efectivos y coordinados para garantizar un crecimiento económico sostenible e inclusivo
Promover un crecimiento inclusivo en el corto plazo y fomentar un crecimiento sostenible en el largo plazo requieren una coordinación de políticas más efectiva a nivel nacional, regional y global.

Será crítico para los hacedores  de política asegurar que el sector financiero estimule y promueva las inversiones productivas de largo plazo, rompiendo el círculo vicioso de demanda agregada débil, baja inversión, baja productividad y crecimiento por debajo del potencial de la economía mundial.

Los hacedores, mientras reducen la excesiva dependencia en la política monetaria, tendrán que  implementar políticas fiscales dirigidas a estimular la demanda agregada, la inversión y el crecimiento. Así, estrategias laborales focalizadas y bien diseñadas pueden complementar los esfuerzos en materia de política fiscal para revigorizar la productividad, la creación de empleo y el crecimiento del producto; mientras que esfuerzos de política coordinados en las dimensiones económicas, sociales y medioambientales serán cruciales para materializar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Puede descargar este artículo en PDF:


 
 

Síguenos en:
Síguenos en facebookSíguenos en Twittersíguenos en SlideshareCanal de youtube

ARTÍCULOS RECIENTES
Ambiente | Las oportunidades del financiamiento verde
  
Agricultura | Estrategías financieras para modernizar el agro
  
Microfinanzas | Claves para dinamizar los emprendimientos innovadores
  
Negocios | El desafío de las inversiones interregionales
  
Finanzas | Una nueva agenda para el desarrollo

  Agricultura
  Ambiente
  Infraestructura y   vivienda social
  Turismo
  Microfinanzas
  Riesgo/Regulación
  Negocios e
  Inversiones
  Finanzas para el   desarrollo


  Estudios
  Económicos
  Capacitación
  Asistencia técnica
  Relaciones
  Institucionales
   |  AlideNoticias   |   Revista Alide  |  E-Banca  |   Próximos cursos  |  Calendario de actividades  |  Noticias

¿QUIÉNES SOMOS?

Historia de ALIDE
Consejo directivo
Secretara General
Cómo hacerse miembro
Listado de miembros
Asambleas generales
Memoria institucional

CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

PROGRAMAS:

Estudios Económicos e Información
Capacitación y Cooperación Internacional
Relaciones Institucionales
Asistencia Técnica

UNIDADES:

Unidad de Conferencias
Comunicación e Imagen Corporativa

COMITÉS TÉCNICOS / ÁREAS DE INTERÉS:

Financiamiento Agrícola y Rural
Financiamiento Ambiental
Recursos, Inversiones e Infraestructura
Financiamiento del Turismo
Financiamiento de la Micro, Pequeña y Mediana empresa
Riesgos y Regulación Prudencial
Negocios e Inversiones
Financiamiento de la vivienda social

PRODUCTOS Y SERVICIOS:

Biblioteca virtual
E-learning ALIDE
Cursos presenciales
Pasantías y asesorías
Reuniones técnicas
Premios ALIDE a las mejores prácticas en IFD
Publicaciones
Directorio de Fuentes de Financiamiento Internacional

MEDIOS INFORMATIVOS:

Revista ALIDE
Boletín Alidenoticias
Boletín E-banca
Boletín E-news

NOTICIAS:
Noticias de ALIDE
Noticias sobre miembros de ALIDE
Entrevistas
Artículos sobre financiamiento del desarrollo

Síguenos en facebook Síguenos en Twitter síguenos en Slideshare Canal de youtube siguenos en Google+ Síguenos en Likedin 
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400