ACERCA DE ALIDE SERVICIOS COMITÉS TÉCNICOS PROGRAMAS MEMBRESÍA CEDOM PUBLICACIONES NOTICIAS SITE
Contáctenos
Calendario
Nuestros
miembros
Pasantías
Cursos
Reuniones
técnicas
Web E-learning
ALIDE
Web Biblioteca
virtual
Publicaciones
recientes
Premios
Alide
Memoria
institucional
Video
corporativo
Portada  |  Áreas de interés  |   Finanzas para el desarrollo  |  Artículos   |  Innovación e inclusión financiera en la banca de desarrollo
 
EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Innovación e inclusión financiera en la banca de desarrollo

En los últimos años, a pesar de los importantes avances financieros experimentados por América Latina y el Caribe, existen todavía importantes rezagos y brechas por cerrar. De allí nuestro interés por hacer un repaso sobre las iniciativas de la banca de desarrollo en el fomento de la innovación y la inclusión como estrategias para el desarrollo de la región.

Algunos de los retos que enfrenta el crecimiento de Latinoamérica son la falta de un desarrollado mercado de capitales, la poca profundidad del sistema financiero y bajos niveles de acceso (estas dos relacionadas a la inclusión financiera). En el gráfico Nº1, se observa cómo el tamaño de los sistemas financieros de la región es, en líneas generales, inferior al observado en economías desarrolladas o de Asia emergente. Los activos financieros de ALC, incluyendo acciones, bonos públicos y privados y crédito bancario, no superan dos veces el valor del PIB, en comparación con los saldos de las economías avanzadas, que representan más de cuatro o cinco veces sus respectivos PIB o los del Asia (excluido Japón), que se aproximan a tres veces el PIB. Este menor tamaño relativo se repite, incluso considerando, separadamente el mercado bursátil, el mercado de bonos y la industria bancaria.

Pero, esta diferencia no solo se da entre regiones, sino al interior de ALC, donde se observan grandes disparidades entre países, pese al mayor nivel de profundización financiera que experimentó la región recientemente. Así, en el periodo 2006-2010, algunos países de la región han sobrepasado el 80% del ratio de profundización bancaria, mientras que otros han fluctuado entorno al 20%.

Es importante tener en cuenta no solo el volumen de la intermediación (del crédito) que se realiza a través de las entidades financieras formales y del mercado de capitales, sino también el alcance de los diferentes servicios hacia las empresas y familias que potencialmente los necesitan. Es decir, con el acceso y utilización de servicios financieros formales por parte de las empresas y de la población.

Los resultados de un estudio reciente del Banco Mundial (2012), también constata que mientras el 89% de la población en países de altos ingresos tiene al menos una cuenta bancaria, en América Latina tan solo el 39% se encuentra bancarizada. Con lo cual, son más de 250 millones de adultos de la región que están todavía, y en gran medida, fuera del sistema financiero formal.

En cuanto a la utilización de los servicios financieros formales en la región, con datos del Findex (Información Global de Indicadores de Inclusión Financiera del Banco Mundial) se calcula que menos de uno de cada diez adultos declara haberse endeudado (tomado préstamo) con una institución financiera formal durante el año pasado (8%), un poco más de la mitad de los adultos de economías de ingreso alto, con 14%.

Además, las tarjetas de crédito son relativamente comunes en la región: el 18% de los habitantes adultos declara tener una tarjeta de crédito, en comparación con el 5% en el resto del mundo en desarrollo. En Brasil y Uruguay, casi el 30% tiene una tarjeta de crédito. A nivel de cuentas de ahorro, son los adultos de las grandes economías, 58%; seguidos por los de África al sur del Sahara y Asia oriental y el Pacífico, 40%; los más proclives al ahorro. En ALC es apenas 26%.

Del análisis de estas cifras es fácil concluir que en la región todavía persisten segmentos de la población que permanecen al margen de los servicios financieros o reciben una atención parcial o no completamente satisfactoria. Ello resulta perjudicial para el desarrollo económico, toda vez que la teoría ha demostrado que las restricciones del mercado financiero que impiden la inclusión financiera pueden conducir a una desigualdad persistente y a las trampas de la pobreza; asimismo, diversos trabajos empíricos han confirmado los efectos positivos sobre el bienestar resultantes del acceso de las empresas y los individuos a los servicios financieros.

Así, surgen políticas públicas de inclusión financiera, generalmente implementadas a través de los bancos de desarrollo, quien ha venido innovando en una serie de productos financieros orientados a lograr la inclusión social y financiera de importantes sectores sin acceso al crédito. A continuación se detallan algunas innovaciones.

Plataformas tecnológicas:

Las IFD han venido desarrollando programas e instrumentos innovadores para diseminar el crédito y alcanzar a un mayor numero de personas y empresas, utilizando el Internet tecnologías y así llegar de una manera rápida y masiva.

• Tarjetas de débito: el Banco do Brasil lanzó hace unos cuatro años una tarjeta tanto para los productores del Programa Nacional de la Agricultura Familiar (PRONAF) como para los agricultores empresariales. Esta es una tarjeta que tiene todas las funciones de una Tarjeta Visa, con el agregado de una funcionalidad específica para realizar compras en las tiendas y establecimientos que tienen convenio con el banco.

• Programa de cadenas productivas:
operado por Nacional Financiera de México, tiene por objeto dar liquidez sobre las cuentas por cobrar a los proveedores, a través de factoraje electrónico. Como resultado del programa, solo en el último año atendió a más de 1.2 millones de empresas y se han reducido los costos operativos, ya que más del 90% del volumen de operaciones se realiza por internet. Una iniciativa similar se implementó en el Banco de Desarrollo de El Salvador.

• Servicio de banca electrónica: tiene como objetivo simplificar el proceso de solicitud de recursos a Bancóldex. Mediante este sistema se realizan procesos de diligenciamiento de solicitudes de crédito y pagarés, validación de operaciones, realización de abonos y cambios en las operaciones vigentes; además de consultas de procesos y administración de información en el portal.

• Tarjeta BNDES, creado en 2003 por el Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social (BNDES) de Brasil, es una línea de crédito rotativo, cuyo monto depende del análisis financiero del banco emisor hasta por un monto de US$ 500 mil, para comprar los productos de los proveedores acreditados con el banco y que aparecen en el portal de operaciones de la tarjeta.

• Oficina Virtual: Implementada por el Banco del Nacional de Costa Rica para incrementar la cobertura y profundización financiera del banco. Contando con un equipo portátil, computadora e impresora, un certificado de seguridad digital en un token y cualquier acceso a internet, pueden los ejecutivos del banco establecer una conexión segura a los sistemas alojados en un servidor del banco, las 24 horas del día durante todo el año, dentro o fuera del país, y de esa manera llevar el “banco más cerca de los clientes”.

Alianzas con intermediarios:

Si bien, en la región los bancos constituyen la fuente más importante de provisión de servicios financieros tanto a familias como a empresas. Las actividades de otros intermediarios financieros no bancarios, especialmente aquellos dirigidos hacia préstamos a la microempresa, siguen aumentando en el sistema financiero. Por ello, diferentes IFD trabajan estrechamente con ellas:

• Programa de convenios para el financiamiento de la agricultura familiar: para viabilizar la realización de operaciones de financiamiento de agricultores familiares sin acceso al crédito, el Banco Regional de Desenvolvimento do Extremo Sul (BRDE), de Brasil, desarrolló el “Programa de Convenios”, el cual le permite utilizar estructuras ya existentes en una red de cooperativas. El número anual de operaciones se incrementó de 543 financiamientos en 2000, a 4,130 en 2008. En ese periodo, el BRDE financió, a través de este tipo de convenios, 46,721 operaciones. •

Programa para el desarrollo regional y sectorial (PRODER): línea de crédito destinada a la consolidación de proyectos productivos que estimulen el desarrollo de las economías regionales, los cuales deberán ser presentados exclusivamente a través de una Organización de la Sociedad Civil (OSC) habilitada por el programa.

• Servicio de ventanillas para mypes urbanas y rurales: creado por el Banco de la Nación, de Perú, con el objetivo de apoyar el desarrollo de las micro y pequeñas empresas urbanas y rurales de los distritos mas alejados del país, donde el banco es la única oferta bancaria. Este apoyo se realiza por medio de convenios con las entidades de intermediación financiera (IFI) conformada por edpymes, cajas municipales y cajas rurales. Desarrollo empresarial y asistencia técnica

• Estrategia de Negocios de Desarrollo Regional Sustentable (DRS):
creada por el Banco do Brasil, con la finalidad el impulsar el desarrollo sostenible regional a través de la movilización de agentes económicos, sociales y políticos, que apoyan actividades productivas económicamente factibles, socialmente justas y ambientalmente correctas, dentro de un marco de respeto a la diversidad cultural. El DRS apoya actividades productivas rurales y urbanas, que tienen potencialidades en la región. Además, promueve la inclusión social con el fortalecimiento de acciones dirigidas al desarrollo de las personas, organizaciones y comunidades. Desde la aplicación de esta estrategia se han desarrollado 4,681 planes de negocios DRS, en 4,800 municipios, beneficiando a 1’210,743 familias involucradas en más de 100 diferentes actividades productivas.

• Programa Inclusivo de Desarrollo Empresarial Rural (PRIDER): implementado por la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide), de Perú, tiene como objetivo la integración sostenible y competitiva de las familias rurales a través del incremento de las capacidades en temas de gestión empresarial y financiera. El programa contribuye a la construcción de una institucionalidad propia (UNICAS, cadenas productivas) y, por tanto, a su empoderamiento. La Unión de Créditos y Ahorros (Unicas) son asociaciones multifamiliares autogestionadas, conformadas por 10 a 30 familias que se seleccionan entre si en base al conocimiento y la confianza para brindar servicios de crédito y ahorro para sus asociados.

• Centros de Desarrollo Tecnológicos (CDT), de los Fideicomisos Instituidos en Relación con La Agricultura (Fira), de México, son servicios tecnológicos conformadas por varias unidades de producción operadas bajo una sola administración, contando con terrenos, maquinaria, instalaciones y otros medios, que brindan servicios de demostración, capacitación, asesoría técnica e información especializada que permitan mejorar las habilidades y competencias de pequeños y medianos productores, proveedores de servicio de consultoría y personal operativo de intermediarios financieros. Las tecnologías promovidas por los CDT, tienen un enfoque de sustentabilidad financiera y de cuidado al ambiente.

Programas de garantías multisectoriales:

Por medio de fideicomisos especiales se ofrecen garantías para los microempresarios. El programa PROGAPE del BANDESAL y Garantías de Crédito Precios Diferenciados de FIRA, vienen ofreciendo garantías para la administración de riesgos hacia los microempresarios, brindando productos de bienes y servicios a bajos costos, beneficiando a agricultores, estudiantes, microempresarios, transportistas y otras actividades del medio rural.

Por otra parte, Nafin a través de su programa de garantías para pymes, respalda las operaciones que realizan los intermediarios financieros con estas empresas, cubre hasta el 70% en el caso de financiamientos para activos fijos y 50% para capital de trabajo y el fondo de garantías para la inversión.

En la misma línea el BNDES ofrece coberturas en sus diversos productos, líneas y programas para el financiamiento a la inversión y capital de trabajo que ofrecen los intermediarios financieros. A marzo de 2011 el valor total financiado de las operaciones garantizadas era de US$ 528 millones con 5,406 operaciones.

Igualmente, en el Uruguay, se creó el Sistema Nacional de Garantías para empresas operado por la Corporación Nacional de Desarrollo (CND). Igualmente, el Banco de Desarrollo de El Salvador ofrece garantías complementarias a los intermediarios hasta por el 90% el valor del crédito para financiamiento de estudios a jóvenes de escasos recursos.

NOTA: Este artículo fue publicado en la Revista ALIDE edición octubre-diciembre 2012.

 
 
 
Síguenos en:
Síguenos en facebookSíguenos en Twittersíguenos en SlideshareCanal de youtube

ARTÍCULOS RECIENTES
Ambiente | Las oportunidades del financiamiento verde
  
Agricultura | Estrategías financieras para modernizar el agro
  
Microfinanzas | Claves para dinamizar los emprendimientos innovadores
  
Negocios | El desafío de las inversiones interregionales
  
Finanzas | Una nueva agenda para el desarrollo

  Agricultura
  Ambiente
  Infraestructura y   vivienda social
  Turismo
  Microfinanzas
  Riesgo/Regulación
  Negocios e
  Inversiones
  Finanzas para el   desarrollo


  Estudios
  Económicos
  Capacitación
  Asistencia técnica
  Relaciones
  Institucionales
   |  AlideNoticias   |   Revista Alide  |  E-Banca  |   Próximos cursos  |  Calendario de actividades  |  Noticias

¿QUIÉNES SOMOS?

Historia de ALIDE
Consejo directivo
Secretaría General
Cómo hacerse miembro
Listado de miembros
Asambleas generales
Memoria institucional

CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

PROGRAMAS:

Estudios Económicos e Información
Capacitación y Cooperación Internacional
Relaciones Institucionales
Asistencia Técnica

UNIDADES:

Unidad de Conferencias
Comunicación e Imagen Corporativa

COMITÉS TÉCNICOS / ÁREAS DE INTERÉS:

Financiamiento Agrícola y Rural
Financiamiento Ambiental
Recursos, Inversiones e Infraestructura
Financiamiento del Turismo
Financiamiento de la Micro, Pequeña y Mediana empresa
Riesgos y Regulación Prudencial
Negocios e Inversiones
Financiamiento de la vivienda social

PRODUCTOS Y SERVICIOS:

Biblioteca virtual
E-learning ALIDE
Cursos presenciales
Pasantías y asesorías
Reuniones técnicas
Premios ALIDE a las mejores prácticas en IFD
Publicaciones
Directorio de Fuentes de Financiamiento Internacional

MEDIOS INFORMATIVOS:

Revista ALIDE
Boletín Alidenoticias
Boletín E-banca
Boletín E-news

NOTICIAS:
Noticias de ALIDE
Noticias sobre miembros de ALIDE
Entrevistas
Artículos sobre financiamiento del desarrollo

Síguenos en facebook Síguenos en Twitter síguenos en Slideshare Canal de youtube siguenos en Google+ Síguenos en Likedin 
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400