ACERCA DE ALIDE SERVICIOS COMITÉS TÉCNICOS PROGRAMAS MEMBRESÍA CEDOM PUBLICACIONES NOTICIAS SITE
Contáctenos
Calendario
Nuestros
miembros
Pasantías
Cursos
Reuniones
técnicas
Web E-learning
ALIDE
Web Biblioteca
virtual
Publicaciones
recientes
Premios
Alide
Memoria
institucional
Video
corporativo
Portada  |  Comités técnicos  |   Ambiente  |   Artículos   |   Instrumentos financieros para la sostenibilidad
Financiamiento ambiental




Y PARA LA MITIGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Instrumentos financieros para la sostenibilidad

Con la finalidad de fomentar el diálogo entre las instituciones financieras de desarrollo (IFD) y bancos comerciales sobre las estrategias de financiamiento verde para la región se realizó un taller especializado que nos dejó las conclusiones y aprendizajes que exponen en este texto.

Una de las ventajas comparativas de las IFD es que disponen del conocimiento técnico sobre cambio climático y presentan una posición única entre el sector público, privado y los mercados financieros. Además, las IFD tienen una capacidad única para desarrollar la demanda de financiamiento (apoyando la estructuración de proyectos y el acceso a fondos), y de movilizar la oferta.

Entre los instrumentos que las IFD tienen para tratar la oferta y la demanda, pueden mencionarse su capacidad para responder a las necesidades de los proyectos en la etapa de pre-inversión -a través de donaciones y asistencia técnica-, así como en la etapa de inversión -cuando las IFD posiblemente tienen que ofrecer mejoras de riesgo, subsidios u otras estructuras financieras para atraer capital privado en un proyecto. El papel de las IFD para la promoción del financiamiento climático es clave porque, además de su carácter financiero, se caracterizan por otros rasgos que los hacen actores únicos en el mercado: mandato de desarrollo, entidad del sector público, institución financiera, activista, estructurador de proyectos, tomador de riesgo, incubadora y agregador, colaborador internacional, vinculador. Por otro lado, las IFD cuentan con una gran credibilidad en el mercado local que les confiere una posición única porque les permite no solo ejecutar los proyectos sino también involucrarse en su implementación.

Esta naturaleza les debería permitir a los IFD jugar un papel más activo en la coordinación entre actores relevantes, sobre todo en la promoción de alianzas pública-privada y con la comunidad. La inclusión de las comunidades locales es un imperativo para la sostenibilidad de la inversión en mitigación del cambio climático, y para ello es necesario ir más allá de los mercados de carbono y presentar el costo deterioro ambiental como un gasto financiero.

Desafíos de la financiación verde:

• Bajo acceso a los fondos internacionales de financiación climática Para que las instituciones financieras de la región puedan promover los temas ambientales con éxito, es importante la colaboración con las instituciones financieras internacionales para desarrollar nuevos productos, por ejemplo agregar los seguros para complementar la oferta de financiación. La elaboración de nuevos productos debe demostrar inclusión financiera. La colaboración con fondos públicos e internacionales es imperativa para la creación de nuevas garantías, y para mitigar el riesgo del financiamiento.

• Preinversión, la falta de conocimiento técnico y capacidad local:

Aunque algunos tienen la noción de que la oferta crea su propia demanda, en algunas regiones de ALC esto no es el caso debido a la falta de conocimiento del empresario. La falta de capacidad local (conocimiento técnico) y la no priorización de este tema en el el gobierno nacional complican aún más el escenario. En algunos países (por ej. En Guatemala) no hay banca de desarrollo para fomentar el tema. En estos casos es importante que el gobierno tenga una visión macro y de largo plazo que se refleje en prioridades y políticas claras que son las que fomentarán el interés del sector privado y de los bancos comerciales sobre el potencial del negocio.

Por otro lado, cabe resaltar la importancia del apoyo a la estructuración de proyectos financiables, o sea, la preinversión, de modo que los instrumentos financieros verdes puedan ser aplicados y tengan el impacto deseado.

• Poca integración de beneficios ambientales en el diseño de los instrumentos financieros:

Existe una demanda mayor de bancos comerciales, de clientes potenciales e internacionales para programas sostenibles. El reto es estructurarlos de forma adecuada así como cambiar la forma en que son vistos. Al respecto cabe señalar los distintos factores para lograrlo:

1) Además de las leyes regulatorias, es importante considerar la integración de riesgos ambientales en la financiación de programas verdes. Hay que tomar en cuenta las preocupaciones de la sociedad civil e impactos negativos dado que la inversión no sostenible por parte de instituciones financieras puede dañar su credibilidad; 2) Las inversiones con retorno financiero y retorno ambiental tradicionalmente han sido vistas como elementos desvinculados. Cada vez más, el desafío es entender como posicionar los programas de financiamiento considerando ambos beneficios a la vez que se utilizan instrumentos adecuados que las IFD ya tienen.

• Escasa integración y coordinación de varios actores en programas sectoriales:

Las alianzas estratégicas son imprescindibles para la promoción de programas innovadores.
Resulta fundamental aliarse con distintos actores que incluyan tomadores de decisión, servicios técnicos y proveedores de tecnologías, así como con los clientes y los diferentes tipos de fondos disponibles.

• Complejidad de los sistemas de monitoreo y evaluación de resultados:

Las líneas de financiamiento “verdes” son más difíciles de ejecutar que las líneas de crédito tradicionales, dada la necesidad de conocimiento técnico y la importancia que tienen los resultados ambientales. Estas características exigen una capacidad adicional a la financiera para el equipo de la IFI que es clave para la identificación del impacto ambiental adicional (additionality); la priorización de las actividades que requieran subvenciones para tener mayor rentabilidad; la identificación de los criterios de elegibilidad para decidir qué tipo de inversiones ambientales se deben promover y quién decide si una inversión cumple con los criterios; y la implementación eficiente de las líneas verdes basada en las decisiones de:
1) la colocación rápida de fondos versus control detallado de los criterios de elegibilidad; y,
2) si enfocarse en temas/sectores estratégicos y específicos o en cualquier inversión ambiental.

Elementos claves de estructuración de mercado:

Para promover líneas de crédito de eficiencia energética y energías renovables se debe realizar un análisis integral del mercado adaptado a la realidad del país antes del diseño de un programa de financiamiento y así evitar soluciones prefabricadas.

Asimismo, hay que priorizar los obstáculos críticos de manera sostenible y mantener la flexibilidad para responder a las condiciones cambiantes. La línea de crédito tiene que estar basada en la demanda y se deben utilizar los subsidios con prudencia. Además, es clave desvincular el crecimiento al consumo de la energía; desarrollar los recursos energéticos nacionales, realizar estudios de mercado, otorgar recompensas proporcionales a los riesgos, dar difusión y contribuir a la política pública.

Instrumentos financieros más efectivos:

Existen una variedad de instrumentos financieros para apoyar proyectos que contemplen la mitigación de los efectos del cambio climático, pero existe una tendencia a reconocer la dificultad de que estos proyectos sean rentables porque las barreras son mayores, porque exigen tecnologías más eficientes, y porque existe una mayor percepción de riesgo asociado a estas operaciones. Por esa razón, la práctica indica que el apoyo inicial a estos proyectos es fundamental.

Entre los instrumentos más destacados cabe mencionar los tradicionales como subsidios, préstamos subsidiados o no subsidiados, fondos de garantía para primeras pérdidas y otros instrumentos de capital (equity instruments). En estos casos, sin embargo, es necesario tener en cuenta que los subsidios pueden generar alteraciones en el mercado y pueden desvirtuar su estabilidad a largo plazo.

Otras posibilidades pasan por la creación de fondos de inversión específicos para cubrir la etapa de previabilidad de los proyectos. Estos fondos apoyan las fases iniciales del desarrollo de los proyectos y son aplicables cuando el desarrollador no tiene recursos suficientes para realizar la inversión inicial.

También se ha destacado como una experiencia exitosa la creación de fideicomisos y fondos de garantía específicos, porque permiten canalizar los recursos hacia proyectos específicos y ayudan a mejorar la administración y especialización de los mismos.

Otras propuestas pasan por incorporar a los instrumentos ya existentes criterios específicos; por ejemplo incorporando a los fondos de garantía tradicionales una directiva para que se concentren en líneas de proyectos verdes o potenciando que las líneas de crédito comerciales cumplan con criterios de sostenibilidad ambiental y social.

Esto podría conseguirse mediante la implementación del sistema de análisis de riesgos ambientales y Sociales (SARAS). También se ha destacado la posibilidad de incorporar nuevos elementos a las líneas verdes de las IFD ya existentes. En especial, estas instituciones pueden incorporar un componente en la fase de preinversión no reembolsable y ofrecer nuevas condiciones en la fase de inversión, como préstamos más largos, tasas más bajas o garantías más flexibles. Por último, se ha destacado la conveniencia de aumentar la securitización de estos proyectos cuando ya tienen flujos estables y predecibles para atraer otras fuentes de inversión como los fondos de pensiones.

La utilidad de cada instrumento depende, sin embargo, de cada sector y de las barreras existentes. Si las barreras vienen de la parte de los bancos, entonces son más recomendables los instrumentos de capital (equity instruments) y garantías. Si las barreras están en el lado de la demanda, los subsidios y los préstamos subsidiados pueden ser más efectivos.

Necesidad de capacitación técnica:

Las necesidades de capacitación son diferentes para cada parte. En general, tanto la banca comercial como la de desarrollo necesitan un mayor conocimiento técnico para poder asesorar mejor a sus clientes sobre cómo invertir en proyectos de eficiencia energética y otros tipos de proyectos (energía y agricultura). Sin embargo, mientras los bancos de primer piso necesitan datos y escenarios reales, la banca de segundo piso necesita mayor capacitación para participar en políticas públicas. Por último, es necesario educar y sensibilizar a los clientes sobre los beneficios de las inversiones, la normativa y ejemplos concretos para hacer entender las oportunidades que ofrecen estas inversiones verdes.

 

NOTA: Este artículo fue publicado en la Revista ALIDE edición octubre-diciembre 2012.


 
Síguenos en:
Síguenos en facebookSíguenos en Twittersíguenos en SlideshareCanal de youtube

NOTICIAS DEL SEMINARIO

23 set.- Debaten sobre desarrollo limpio e inversiones sustentables.

23 set.- Mercado verde é oportunidade para pequenas empresas.

23 set.- Fechado pacto pela sustentabilidad.

23 set.-Projetos sustentáveis recebem R$ 7 bi.

23 set.-Brasil é referência no relacionamento interinstitucional em prol do desenvolvimento sustentável.

20 set.- Reunião internacional discutirá negócios sustentáveis na Amazônia.

19 set.-Belém sedia reunião entre países latinos .

17 ago.- Amazônia tem recursos para projetos de desenvolvimento da região.

19 jul.-Banca de desarrollo e inversiones ambientalmente sustentables se abordarán en Brasil.


  Agricultura
  Ambiente
  Infraestructura y   vivienda social
  Turismo
  Microfinanzas
  Riesgo/Regulación
  Negocios e
  Inversiones
  Finanzas para el   desarrollo

ARTÍCULOS RECIENTES
Ambiente | Las oportunidades del financiamiento verde
  
Agricultura | Estrategías financieras para modernizar el agro
  
Microfinanzas | Claves para dinamizar los emprendimientos innovadores
  
Negocios | El desafío de las inversiones interregionales
  
Finanzas | Una nueva agenda para el desarrollo

   |  AlideNoticias   |   Revista Alide  |  E-Banca  |   Próximos cursos  |  Calendario de actividades  |  Noticias

¿QUIÉNES SOMOS?

Historia de ALIDE
Consejo directivo
Secretaría General
Cómo hacerse miembro
Listado de miembros
Asambleas generales
Memoria institucional

CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

PROGRAMAS:

Estudios Económicos e Información
Capacitación y Cooperación Internacional
Relaciones Institucionales
Asistencia Técnica

UNIDADES:

Unidad de Conferencias
Comunicación e Imagen Corporativa

COMITÉS TÉCNICOS / ÁREAS DE INTERÉS:

Financiamiento Agrícola y Rural
Financiamiento Ambiental
Recursos, Inversiones e Infraestructura
Financiamiento del Turismo
Financiamiento de la Micro, Pequeña y Mediana empresa
Riesgos y Regulación Prudencial
Negocios e Inversiones
Financiamiento de la vivienda social

PRODUCTOS Y SERVICIOS:

Biblioteca virtual
E-learning ALIDE
Cursos presenciales
Pasantías y asesorías
Reuniones técnicas
Premios ALIDE a las mejores prácticas en IFD
Publicaciones
Directorio de Fuentes de Financiamiento Internacional

MEDIOS INFORMATIVOS:

Revista ALIDE
Boletín Alidenoticias
Boletín E-banca
Boletín E-news

NOTICIAS:
Noticias de ALIDE
Noticias sobre miembros de ALIDE
Entrevistas
Artículos sobre financiamiento del desarrollo

Síguenos en facebook Síguenos en Twitter síguenos en Slideshare Canal de youtube siguenos en Google+ Síguenos en Likedin 
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400