ACERCA DE ALIDE SERVICIOS COMITÉS TÉCNICOS PROGRAMAS MEMBRESÍA CEDOM PUBLICACIONES NOTICIAS SITE
Contáctenos
Calendario
Nuestros
miembros
Pasantías
Cursos
Reuniones
técnicas
Web E-learning
ALIDE
Web Biblioteca
virtual
Publicaciones
recientes
Premios
Alide
Memoria
institucional
Video
corporativo

Portada  |  Áreas de interés  |  Agricultura  |  Artículos  |  Innovación en el sector agroalimentario latinoamericano

Financiamiento agrícola y rural

POLÍTICAS PARA SU FINANCIAMIENTO
Innovación en el sector agroalimentario latinoamericano
Rodrigo Sánchez Mújica

En una época como la actual, llena de cambios, el sector primario presenta múltiples retos: producir más alimentos, garantizar la seguridad alimentaria, es decir, que estos alimentos estén disponibles para toda la población a costos accesibles y que la población acceso a una dieta adecuada, y desde luego afrontar el problema fundamental del campo: la pobreza extrema. La pregunta es: ¿cómo se puede superar la pobreza extrema y resolver los problemas alimenticios?

La respuesta parece obvia: únicamente con innovación. Pero ¿qué es la innovación? Al respecto, hay varias definiciones. Muy apropiada es la de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), porque está muy relacionada con competitividad y mercado, porque abarca no solo las tecnologías, sino que también considera aspectos relacionados con nuevas formas de organizarse, la mejora de un producto, bien o servicio que siempre debe tener como indicador una mejora en la competitividad.

Por eso, la innovación presenta una gran oportunidad para desarrollar nuevos negocios en: 1) nuevos patrones de producción y consumo energético; 2) uso eficiente de agua y la energía; manejo sostenible de los bosques y selvas; y, 4) proyectos de plantaciones forestales comerciales.

Paradigma actual:
La innovación, por definición presenta un componente de incertidumbre en cuanto a los resultados, presupuesto y rentabilidad proyectada, esto usualmente se encuentra en contraposición con las tradicionales y “sanas” prácticas bancarias.

Los banqueros son temerosos de financiar la innovación, porque no saben cuáles van a ser los resultados. Una base del otorgamiento de crédito se sustenta precisamente en la certidumbre, en manejar adecuadamente los riesgos que pueda tener un proyecto. Cuando se trata de proyectos novedosos estos riesgos son desconocidos, por eso los instrumentos crediticios tradicionales y sus mecanismos de administración de riesgos excluyen a la innovación, porque sus servicios están acotados a procesos conocidos.

El financiamiento entonces está más asociado a políticas de gasto, subsidios, capital de riesgo, garantías, incluso asociados a estudios actuariales que soportan el comportamiento de posibles pérdidas esperadas pero sobre temas tradicionales, no sobre aspectos de innovación.

¿Financiamiento de la innovación o innovación financiera?

El financiamiento a la innovación tecnológica requiere de productos apropiados más que pretender adecuar los productos tradicionales a procesos innovadores. La banca de desarrollo tiene como una de sus funciones promover financiamiento a los sectores estratégicos y tener el efecto demostrativo en tecnologías, metodologías y procesos que puedan ser adoptados.

La banca de desarrollo tiene prestigio y capacidad para difundir conocimiento, no lo hace imponiendo sino convenciendo, como consecuencia se deben diseñar mecanismos adecuados, crear productos financieros con garantías apropiadas, establecer metodologías y procedimientos ad-hoc para ser transferidos a la banca comercial.

Al saber que una parte de los bancos de desarrollo en América Latina y en el mundo son de segundo piso –no operan de manera directa sino a través de los intermediarios financieros bancarios y no bancarios–, tienen que convencer al sector bancario de la adopción de estos nuevos instrumentos para que los pongan en práctica.

Algunos productos para implementar la innovación, serían: programas especiales con servicios de garantía. La garantía se ha convertido en un instrumento muy poderoso para acceder al crédito. Una de las carencias que tienen los pequeños agricultores es precisamente la falta de garantías sólidas que le den soporte a un crédito, en caso de que no se cumpla con las predicciones que se plantearon al inicio de la autorización del crédito.

Es indispensable acompañar estos créditos con asistencia técnica, desarrollo tecnológico, incorporando también capital de riesgo y un nuevo elemento que el FIRA está incluyendo es una garantía tecnológica parcial a los inversionistas, y desde luego la formación de fondos múltiples que aprovechen experiencias que existe en las universidades para la incubación de proyectos y empresas de tecnología.

Etapas del financiamiento a la innovación:
En la primera etapa de investigación y desarrollo es donde se presenta mayor incertidumbre sobre si una tecnología puede ser adoptada por lo que es muy difícil que haya algún tipo de financiamiento, sin embargo habría más bien apoyos tecnológicos, capacitación, etc.

Una vez superada la primera etapa, se pasa a la fase de demostración, ahí deben haber algunos apoyos tecnológicos para desarrollar capital semilla. En la etapa de pre-comercialización se incluye capital de riesgo. América Latina tiene varios fondos de capital de riesgo, donde precisamente la incertidumbre y los resultados esperados son compartidos por un fondo institucional y el propio inversionista, aquí no hay involucramiento de crédito. El crédito se involucraría recién en la última etapa, cuando ya el proceso de innovación está debidamente probado, aceptado, esto, está en la etapa de comercialización, entonces ya aplica un financiamiento y también garantías.

Las TIC y la bancarización:
Otro aspecto trascendental es el desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Todo lo que estamos viviendo ahora es una revolución tecnológica que permite que los pequeños tengan acceso a tecnologías más evolucionadas. Es parte de la misión de la banca de desarrollo que las tecnologías más avanzadas, sofisticadas, caras, que eran patrimonio exclusivo de las empresas grandes ahora estén disponibles también para las pequeñas empresas, para la agricultura familiar.

Los bancos de desarrollo en este ámbito deben estar comprometidos con: 1) financiar la incorporación de las TIC en la unidades productivas mediante el apoyo a proyectos que incluyan la adquisición de avances tecnológicos que permitan el acceso a información técnica, climatológica y económica; 2) promover y financiar la construcción de un portal de información regional fomentando la creación de una empresa que concentre y facilite el acceso y difusión de información sectorial; proveyendo información sobre precios y opciones de insumos; 3) ofrecer asistencia técnica; facilitar la difusión de variables que integran la oferta y la demanda; concentrando datos sobre las variables financieras como tasas de interés, primas de seguros, plazos y condiciones de crédito de las distintas instituciones financieras; y, 4) incorporar al sector en la innovación tecnológica apoyando proyectos que desarrollen la tecnología y su adopción por parte de los productores; así como financiando centros tecnológicos locales.

Para ello, se precisa realizar varios cambios. Es necesario adaptar la regulación bancaria y simplificar las reglas de operación. Uno de los principales obstáculos que tienen los productores para acceder al financiamiento es la multiplicidad de requisitos con los que tienen que cumplir, que a su vez son complejos a los ojos del productor del sector rural.

En diversos estudios realizados se evidencia que las personas no acceden al crédito porque no lo pide. Algunos factores que se indican es que tiene desconfianza del sector bancario, creen que se lo van a negar y se autoexcluyen. Esto es una óptica o cultura negativa, ya que el financiamiento bancario, que por definición tiene mejores condiciones, se sustituye por el financiamiento informal ya sea de usureros, agiotistas, acaparadores de diversos insumos, que son más caros para los pequeños productores. De ahí la importancia que tiene la simplificación de las reglas de operación, así su transparencia, claridad y accesibilidad para todos, a fin de tener también un mayor flujo de financiamiento.

Alianzas estratégicas y cooperación internacional:
Para que la banca de desarrollo tenga mayor impacto también es indispensable tener una serie de alianzas estratégicas con distintas instituciones que aporten a lo que antes se ha comentado y así tener una acción integral.

También es crucial tener un intercambio de experiencias e información de casos exitosos entre los distintos bancos de América Latina y también con la participación de algunos bancos extrarregionales. En esa tarea, Alide, que es el organismo fortalecedor de la banca de desarrollo, está cumpliendo una labor muy importante en sus casi 45 años de fundación.

En síntesis, es necesario impulsar la innovación buscando alcanzar ese “Triangulo dorado”: productividad, rentabilidad y sostenibilidad ambiental. Aquí también se pueden y se deben acompañar créditos con distintos apoyos que provengan del gobierno, apoyos que le dan mucha más solidez y certidumbre al financiamiento.

 


Para leer el texto completo, descargue el PDF


NOTA:Este artículo fue publicado en la
Revista ALIDE edición octubre-diciembre 2012.
 
       
 
Síguenos en:
Síguenos en facebookSíguenos en Twittersíguenos en SlideshareCanal de youtube
MÁS SOBRE FINANCIAMIENTO AGRARIO
Transformación tecnológica del sector agrícola
Artículo publicadoen Revista ALIDE julio-setiembre 2017
La banca de desarrollo y la industria forestal
Artículo publicadoen Revista ALIDE enero-marzo 2017
Estrategías financieras para modernizar el agro
Artículo publicadoen Revista ALIDE julio-setiembre 2016
Cobertura de segundas pérdidas para ampliar el financiamiento al sector rural: experiencia del FIRA
Artículo publicadoen Revista ALIDE abril-junio 2016
Hacia un sistema de monitoreo, reporte y verificación adecuado para proyectos verdes de inversión agrícola
Artículo publicadoen Revista ALIDE abril-junio 2016
Estrategias innovadoras de gestión de riesgos para promover créditos en pequeños agricultores en América Latina y el Caribe
Artículo publicadoen Revista ALIDE enero-marzo 2016
 
ARTÍCULOS DE INTERÉS
Ambiente | Líderes del financiamiento verde
Agricultura | Transformación tecnológica del financiamiento agrícola
Riesgo | Reduciendo el riesgo financiero de los conflictos sociales
Microfinanzas | Horizonte digital de la inclusión financiera
Infraestructura y Vivienda | Soluciones de infraestructura en la Banca de Desarrollo
Negocios | Alternativas para el comercio extrarregional
Finanzas para el desarrollo | Una nueva agenda para el desarrollo

  Agricultura
  Ambiente
  Infraestructura y   vivienda social
  Turismo
  Microfinanzas
  Riesgo/Regulación
  Negocios e
  Inversiones
  Finanzas para el   desarrollo

   |  AlideNoticias   |   Revista Alide  |  E-Banca  |   Próximos cursos  |  Calendario de actividades  |  Noticias

¿QUIÉNES SOMOS?

Historia de ALIDE
Consejo directivo
Secretaría General
Cómo hacerse miembro
Listado de miembros
Asambleas generales
Memoria institucional

CALENDARIO
DE ACTIVIDADES

PROGRAMAS:

Estudios Económicos e Información
Capacitación y Cooperación Internacional
Relaciones Institucionales
Asistencia Técnica

UNIDADES:

Unidad de Conferencias
Comunicación e Imagen Corporativa

COMITÉS TÉCNICOS / ÁREAS DE INTERÉS:

Financiamiento Agrícola y Rural
Financiamiento Ambiental
Recursos, Inversiones e Infraestructura
Financiamiento del Turismo
Financiamiento de la Micro, Pequeña y Mediana empresa
Riesgos y Regulación Prudencial
Negocios e Inversiones
Financiamiento de la vivienda social

PRODUCTOS Y SERVICIOS:

Biblioteca virtual
E-learning ALIDE
Cursos presenciales
Pasantías y asesorías
Reuniones técnicas
Premios ALIDE a las mejores prácticas en IFD
Publicaciones
Directorio de Fuentes de Financiamiento Internacional

MEDIOS INFORMATIVOS:

Revista ALIDE
Boletín Alidenoticias
Boletín E-banca
Boletín E-news

NOTICIAS:
Noticias de ALIDE
Noticias sobre miembros de ALIDE
Entrevistas
Artículos sobre financiamiento del desarrollo

Síguenos en facebook Síguenos en Twitter síguenos en Slideshare Canal de youtube siguenos en Google+ Síguenos en Likedin 
© Copyright 2010 - ALIDE - Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú. Apartado Postal: 3988 - Lima 100. Teléfono: 442-2400