37 REUNIÓN ORDINARIA DE LA ASAMBLEA
GENERAL DE ALIDE - 2007
 
CRECIMIENTO INCLUSIVO: FINANCIAMIENTO, RESPONSABILIDAD SOCIAL Y DESAFÍOS PARA LA BANCA DE DESARROLLO LATINOAMERICANA
24 y 25 de mayo de 2007 Montevideo, Uruguay    
 
English   
      Página Inicial
      Lugar y fecha
      Temario
      Programa
      Perfiles expositores
      Reunión de Coordinadores
      Nacionales
      Sesión de Asuntos
      Institucionales
      Entrevistas bilaterales
   ORGANIZADORES
Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Banco República Oriental Del Uruguay
ALIDE 37

Danilo Astori (primero por la derecha), Ministro de Economía y Finanzas del Uruguay, ofreció el discurso de inauguración a la 37ª Asamblea General de Alide.

CRECIMIENTO INCLUSIVO: EL DESAFÍO DE LA BANCA DE DESARROLLO

El financiamiento del desarrollo desde una perspectiva socialmente inclusiva y la función y rol de la banca de desarrollo, fue el tema principal en el que se centró la Trigésima Séptima Reunión Ordinaria de la Asamblea General de ALIDE, realizada en las instalaciones del Hotel Sheraton de Montevideo, Uruguay, el 24 y 25 de mayo, y que congregó a 197 participantes de los cuales 162 pertenecían a instituciones de 19 países de América Latina y el Caribe; 9 a entidades de 7 países de fuera de la región (Alemania, Canadá, China, España, Estados Unidos, Francia, Holanda), y 26 a 13 organismos y agencias de cooperación internacionales.

Organizada con la colaboración del Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU), la reunión fue inaugurada por el Ministro de Economía y Finanzas del Uruguay, Danilo Astori, quien destacó la relevancia de analizar el rol y los desafíos que encara la banca de desarrollo en el actual contexto en el que se debe tener en cuenta que siendo imprescindible el crecimiento sostenido de nuestras economías éste no es suficiente para alcanzar el desarrollo ya que existen conceptos fundamentales involucrados tales como la justicia social, por medio de la cual se busca alcanzar niveles de equidad, sobre todo para aquellos que más han sufrido las consecuencias de las crisis en nuestros países; y el desarrollo sostenible que cuida las medidas ambientales y preserva la conservación de nuestros recursos fundamentales.

En la reunión se comentó que la baja inclusión financiera en América Latina y el Caribe no es más que el reflejo de mercados financieros poco desarrollados y profundos. Asimismo, porque nuestros sistemas financieros son fundamentalmente bancarios y de corto plazo, y además, existe un acceso desigual a servicios financieros.

Potenciar el acceso al sistema financiero requiere de la participación de la banca de desarrollo y de la banca comercial, así como del mercado de capitales. En este aspecto la banca de desarrollo es un instrumento que permite conciliar criterios comerciales con políticas públicas para enfrentar problemas ligados a los costos de transacción y asimetrías de información.

Se recalcó que un sector financiero incluyente requiere del acceso universal a todos los servicios financieros a costos razonables, instituciones sólidas guiadas por una reglamentación específica, sostenibilidad financiera e institucional, y múltiples proveedores de servicios financieros, que aseguren competitividad y transparencia. Asimismo, requiere de un contexto de política general que incluya: crecimiento con equidad, equilibrio macroeconómico, competencia, diversidad y transparencia. Igualmente, requiere de tasas de interés adecuadas a la realidad microfinanciera, de una política de costos, que deben compensarse con precios adecuados y con el desarrollo de productos que reduzcan otros costos para las instituciones. Es importante recordar, igualmente, que un sector financiero incluyente debe proveer servicios no financieros conexos como capacitación, información, entre otros.
 
DECLARACIÓN DE MONTEVIDEO

Como resultado de la Reunión, las instituciones financieras de desarrollo dejaron sentada su posición y compromiso mediante la formulación de la
Declaración de Montevideo, en la que se pronunciaron respecto a la pobreza y la inclusión social; la regulación y supervisión de la banca de de desarrollo; la importancia de la micro y pequeña empresa como generadora de empleo para avanzar en la lucha contra la pobreza; y la necesidad de adoptar políticas y prácticas de gobierno corporativo para mejorar la gestión y proteger nuestras instituciones de las interferencias externas en su gestión.
 
INFORME FINAL
  Descargar PDF  
 
DECLARACION DE MONTEVIDEO
37ª REUNIÓN ORDINARIA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE ALIDE
(Montevideo, Uruguay, 24 y 25 de mayo de 2007)
“Crecimiento Inclusivo: Financiamiento, Responsabilidad Social y Desafíos para la Banca de Desarrollo Latinoamericana”
Más información
 
PONENCIAS Y DOCUMENTOS
Más información